sábado, 8 de junio de 2013

Tadao Ando anduvo por Vitra

Que el hormigón de Tadao Ando es increíble ya lo sabe todo el mundo pero en verdad no lo sabes hasta que no lo experimentas y lo tocas por ti mismo.
Revisando las fotos que tomé cuando visité el Conference Pavilion de Vitra en Weil am Rhein no pude evitar recordar esa agradable textura del hormigón ¡Se merece una entrada en el blog!.

La entrada al edificio de Tadao Ando se hace yendo en fila india. Cuando te acercas, el muro que veis en las fotografías te aparta momentáneamente del paisaje y te acompaña hasta la entrada principal. Como curiosidad diré que todas las personas que visitan este edificio van caminando junto al muro deslizando a su vez la mano sobre el mismo para disfrutar de la sensación que produce al tacto.

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

La siguiente imagen muestra la entrada principal del edificio desde el interior. Por una estrecha puerta se pasa de la claridad del exterior a la oscuridad y estrechez del espacio interior. Más adelante el espacio se expande con amplios ventanales.

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

El edificio está semienterrado, es decir, que la cota por la que se camina en el interior es ligeramente inferior a la cota del exterior del edificio. Gracias a este detalle se consigue que, al mirar a través de las ventanas, la altura de los ojos queda a la altura de la línea del horizonte. Éste detalle se aprecia, por ejemplo, cuando uno mira pasar los coches. Los coches se mueven sobre la línea del muro.

© Carmen Valtierra de Luis

 Parece que el paisaje está representado en sistema diédrico, como si de una sección o un alzado se tratase.

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

Nunca pensé que el hormigón pudiera ser tan suave. Esta arquitecta no podía dejar de abrazarse a las paredes ¡Y yo tampoco!.

© Carmen Valtierra de Lui
@Carmen_Valti (@Limahoya)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada