martes, 24 de marzo de 2015

La Fundación Louis Vuitton. Tanto si eres fan de Gehry como si no

En general tengo la sensación de que Frank Gehry o mejor dicho, su arquitectura, no es de lo más popular entre la comunidad de arquitectos aunque hay que reconocer que siempre da que hablar. Normalmente hay dos vertientes, o te gusta o no te gusta, o blanco o negro, pero no hay término medio.
Aunque con cierto recelo, al final fui a visitar el edificio de la Fundación Louis Vuitton en París, uno de sus últimos proyectos, ya construido e inaugurado, y he de reconocer que no me decepcionó.

Es un edificio sin contexto físico estricto ya que está en medio de un parque, algo poco habitual cuando hablamos de París. Esta peculiaridad añadida al elevado presupuesto del que se disponía más al hecho de que Gehry fuera el arquitecto elegido por la firma, han dado como resultado evidente una especie de mineral esculpido en mitad del bosque de Boulogne a modo de joya gigante.

A parte de lo que el edificio y su arquitectura representan hay algunos detalles que como arquitecto disfruté durante la visita. 
La locura estructural, por ejemplo, me hizo recordar la típica frase de que la estructura es el ornamento de nuestra época. Me gusta imaginar la sonrisa pícara de Gehry o de cualquiera de su equipo que hubiera estado a cargo del diseño en sus primeros momentos. Me los imagino con una hoja en blanco y un rotulador negro mirando a ambos lados como un niño travieso antes de dibujar las primeras curvas de un boceto que después será transformado cientos de veces hasta tomar la forma que finalmente vemos hoy en día.
También disfruté de la riqueza de los materiales. La madera es madera, la piedra es piedra, el metal es metal. No hay, o por lo menos yo no los vi, acabados en materiales plásticos con imitación de textura de madera o piedra. Cuando te acercas para admirar los detalles constructivos de grandes edificios te sueles llevar una decepción al ver borbotones de silicona que desbordan por cada junta. Sin embargo en la Fundación Louis Vuitton no me llevé esa impresión.

Lo dicho, hay ciertas cosas que uno puede disfrutar de un edificio hecho bajo las premisas citadas anteriormente, seas o no fan de la arquitectura de Gehry.


© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis

© Carmen Valtierra de Luis


Aquí os dejo un par de enlaces:
- Más fotos e información sobre el edificio en Plataforma Arquitectura.
- Página web oficial de la Fundation Louis Vuitton.

Carmen Valtierra de Luis (@Carmen_Valti - @Limahoya)

No hay comentarios:

Publicar un comentario